miércoles, 28 de julio de 2010

Días tranquilos


Los chicos regresaron a la escuela. La ola de frío parece que remitió, al menos en Cochabamba. Aquí el tiempo es benigno,
el calor de primavera acaricia la mayor parte del tiempo. Uno de los profesores de La Paz, con el que mantenemos el contacto, nos comenta que allá siguen sumidos en ese frío invernal que me regaló el resfriado del cual acabo de recuperarme.

De la semana pasada a ésta ha cambiado notablemente el ritmo, ya que los chicos vuelven a llegar en dos grupos, mañana y tarde. Ahora las cosas son distintas... hay más confianza, más rutina en la que nosotros encajamos. Las cosas se vuelven más fluidas, para ellos y para nosotros con ellos.

Entrar en el lugar de los pequeños es saber quién come y a quién hay que ayudar, quién va a pedirte besos y a quién hay que dárselos sin pedir. Cuando entra Raquel, ya sabe que le toca cantar "La pequeña ranita verde", que yo también tuve que aprender.

Cada uno de nosotros tiene su lugar en su momento, ellos nos buscan cuando nos necesitan, ya que tenemos un horario en que realizamos apoyos y talleres, y saben dónde estamos.

Están empezando los exámenes de segundo trimestre, así que el apoyo es fundamental. Se toman en serio las tareas, siempre contando con que la adolescencia es un momento difícil y que los mayores tienen más dificultades por eso. Pero estamos ayudándoles en todo lo necesario, y la danza y el deporte les da fuerza y buen humor para enfrentarse luego a las tareas diarias.

Me gusta mucho lo cariñosos que son todos, cómo se nos acercan cada día, de todas las edades, y nos abrazan y nos besan como si fuésemos parte de su vida desde siempre.

Algunas de las chicas intentan enseñarme quechua. Llevo papeles en todos los bolsillos llenos de términos en esa lengua y su traducción, pero confieso que es tremendamente complicado. Reconozco algunas palabras cuando me las dicen, pero me siento incapaz de reproducirlas al rato... lo sigo intentando.

Y la vida continúa al otro lado del Atlántico.

9 comentarios:

Montserrat Cubias i Suàrez dijo...

hola! Estoy con sor Patricia al teléfono y nos encanta vuestro blog y vuestras actividades! Os tenemos un poquito de envidia! Os leemos a menudo y os mandamos un beso muy fuerte y energia positiva(sor Patricia me está dictando por teléfono!!, ja, ja qué divertido!!)

Ojo de fuego dijo...

Hola guapísima.

Me alegro que todo siga tan bien y que te hayas recuperado del resfriado. Tiene que ser muy gratificante poder ayudar a tantísimos que lo necesitan.

He visto las fotos y se ve que esos pequeñuelos son una preciosidad. Te envío muchos abrazos para todos, aunque desde no los conozco estoy segura de que de que son encantadores.

Y un beso muy grande para tí.

Patricia dijo...

Ánomo queridos amigos....
Estáis haciendo una hermosa misión-
Me encanta leer vuestras actividades...
Que Dios os bendiga!!!
Os recordamos con cariño y que el "amor de Dios reine en nuestros corazones"
Un abrazo y una oración, PatriciA

Patricia dijo...

Hoy en Barcelona ha amanecido con nubes... y ahora mismo está el cielo cubierto como si fuera a caer una tromba de agua ... y es que hubo una tormenta el jueves que para qué y luego por la noche llovía...
Lo demás bien.
Lo importante ahora mismo es la exeriencia tan linda que estáis viviendo, jo... el otro día lo comentamos Montse y yo ¡Qué hermoso
ir a "ALLÄ" del atlántico, además es como estar a horcajadas entre España y América..
Estamos con vosotros. Isabel Te seguimos el blog ¡Ánimo!
Oración y unidad , también de las hermanas de esta csa,Patricia

Silvi dijo...

Hola!
Es una cronica estupenda sobre una experiencia única y muy especial, disfrutar de ella al máximo!
Un besazo enorme a todos.
Silvia

Isabel dijo...

Gracias Montse, Sor Patricia, Pili y Silvia, por estos comentarios, por seguirnos y por animarnos en esta aventura. Un abrazo para todas!!

myriam dijo...

Hola Isabel,y compañía, hermanas, muchachos/as y niños, aunque no os conozco personalmente me siento muy cerca de todos vosotros gracias a la experiencia que nos estais trasladando, de vivencias y sentimientos, hablando desde el corazón. Soy otra de las voluntarias de la Asociación Usera, y me emociona cada momento que describís que estais viviendo, actividades con los niños, talleres, valores que aprendeis cada día, todo el amor y el cariño que recibís de los jóvenes niños y hermanas y lo que estais viviendo como grupo, unidos en la experiencia y oración, GRACIAS por acercarnos a éste momento de vuestra vida y darnos un soplo de aire fresco en la nuestra, ánimo seguid aprovechando la experiencia, es algo único y de lo más bonito que vais a vivir de entre las muchas experiencias de vida que tengais, es algo que todo el mundo debería tener la oportunidad de vivir, por lo que significa y traslada a nuestra vida, y nosotros hemos podido integrarlo en nuestra vida, os agradezco éstos momentos, un fuerte abrazo, Myriam

Isabel dijo...

Gracias a ti, Myriam, por estar ahí y por enviarnos el apoyo y la compañía. Sin duda, es ésta una experiencia de vida de las que no se olvidan nunca, valía la pena dejar constancia aquí. Un abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

hola isabel me alegra muchisimo que fueras a visitar el centro amor de dios penny. felizmente tambien forme parte de este centro desde mis 7 años y gracias a las hermanas mi vida tomo un rumbo fijo, pues la labor que ellas realizan es pura y ciegamente por amor a DIOS,esos años fueron los mas felices de mi vida, quiza mis padres no estuvieron alli, mas nunca olvidare lo que se me dio mucho amor, comprension, responsabilidad ,etc. valores que aun los poseo. yo soy arquitecta y estoy casada.